14.8.16

JJOO Alemania 1.936

Interesante en fotos y datos




Esto declaró Jesse Owens tiempo después sobre aquellos días: “Cuando pasé, el Canciller se levantó, me saludó con la mano y yo le devolví la señal. Pienso que lo reporteros tuvieron mal gusto al criticar al hombre del momento en Alemania. Sin embargo, cuando volví a mi país natal, después de todas las historias sobre Hitler, no pude viajar en la parte delantera del autobús. No podía vivir donde quería. No fui invitado a estrechar la mano de Hitler, pero tampoco fui invitado a la Casa Blanca a dar la mano al Presidente”.


Aquí

28.7.16

El único futuro para las pensiones y la seguridad social

Ya lo decía Alan Watts hace muchos años. Somos bobos tan metidos en el pensamiento único, repitiendo el problema desde el contexto que nos dictan.

16.7.16

Indios de Norteamérica e identidad sexual

Otras culturas, como la de los indios de Norteamérica,  iban por delante en el respeto al medio o en la concepción del mundo como un todo no separado, ni 'privatizable'. Leo ahora que también eran mucho más avanzados con respecto a  la sexualidad:

https://redaccion.lamula.pe/2016/07/14/antes-de-la-epoca-colonial-los-nativos-americanos-reconocian-5-generos/nayoaragon/

9.7.16

La trampa de las pensiones

Es llamativo que en otras cuestiones como la sanidad, la educación o las cotizaciones de desempleo dependan de los impuestos y las pensiones se vinculen a las cotizaciones de los trabajadores. ¿Acaso los empresarios, que reciben el beneficio del trabajo de sus empleados, no debieran pagar parte de esas cotizaciones? ¿No pretende justificarse el llamado Estado social de derecho -capitalista, por supuesto- sobre la base del mito de la solidaridad entre el conjunto de los españoles? La auténtica trampa, se encuentra aquí, en sacar las prestaciones por jubilación de la Hacienda pública y en tratarlas como un concepto estanco y ajeno al Estado. A partir del argumento de que deben ser sólo los trabajadores quienes paguen sus pensiones con sus cotizaciones sociales se estructura el discurso de la inviabilidad futura de las pensiones públicas, sobre el razonamiento manido del envejecimiento de la población, y se abre el camino hacia su supresión y la privatización de las mismas.

http://diario16.com/desmontando-la-trampa-del-fin-de-las-pensiones-publicas/

Relacionado:
El Parlamento Europeo recibe un informe para que los robots coticen a la seguridad social

Presentado informe al Parlamento para tratar derechos y obligaciones de los robots, entre las que se tratarían las cotizaciones a la seguridad social.

http://m.arabalears.cat/opinio/meva-pensio-pagara-robot_0_1609039298.html

1.5.16

Filosofía de la sospecha. Otra vuelta de tuerca.

"La expresión «filósofos de la sospecha» fue acuñada por el filósofo francés Paul Ricoeur en 1965 para referirse a los tres pensadores del siglo XIX que desenmascaran la falsedad escondida bajo los valores ilustrados de racionalidad y verdad: Marx, Nietzsche y Freud.
Los tres expresan, cada uno desde perspectivas diferentes, la entrada en crisis de la filosofía de la modernidad, al mostrar la insuficiencia de la noción de sujeto, y al desvelar un significado oculto: Marx desenmascara la ideología como falsa conciencia o conciencia invertida; Nietzsche cuestiona los falsos valores; Freud pone al descubierto los disfraces de las pulsiones inconscientes. El triple desenmascaramiento que ofrecen estos autores pone en cuestión los ideales ilustrados de la racionalidad humana, de la búsqueda de la felicidad y de la búsqueda de la verdad.
Afirma Ricoeur que Descartes puso en duda que las cosas fuesen tal y como aparecen, pero no dudó de que la conciencia fuese tal y como se aparece a sí misma. Por el contrario, los tres maestros de la sospecha: Marx, Freud y Nietzsche, aunque desde diferentes presupuestos, consideraron que la conciencia en su conjunto es una conciencia falsa. Así, según Marx, la conciencia se falsea o se enmascara por intereses económicos, en Freud por la represión del inconsciente y en Nietzsche por el resentimiento del débil. Sin embargo, lo que hay que destacar de estos maestros no es ese aspecto destructivo de las ilusiones éticas, políticas o de las percepciones de la conciencia, sino una forma de interpretar el sentido. Lo que quiere Marx es alcanzar la liberación por una praxis que haya desenmascarado a la ideología burguesa. Nietzsche pretende la restauración de la fuerza del hombre por la superación del resentimiento y de la compasión, en una transvaloración que acabe con el peso de la tradición y permita al hombre crear valores nuevos. Freud busca una curación por la conciencia y la aceptación del principio de realidad. Los tres tienen en común la denuncia de las ilusiones y de la falsa percepción de la realidad, pero también la búsqueda de una utopía."
 Fuente: http://filosofiauda.blogspot.com.es/2011/05/filosofos-de-la-sospecha-marx-nietzsche.html 

Cuando yo defiendo 'mi filosofía de la sospecha' aludo, sin saberlo, al mismo concepto, pero en el campo estrictamente cognitivo. Porque me refiero a la superación de valores establecidos desde la racionalidad y la praxis ciéntifica. E invito, sin pretender desmentirlos a priori, a que sospechemos del umbral de los límites tanto perceptivos como cognitivos de nuestra especie. Porque sólo entreviéndolos, tal vez por contraste, por la carencia de algo que debiera estar ahí (el reto ciertamente es el mayor de todos los retos) podremos transcender a nuestros límites como especie. Y entender un poco mejor el universo.

Pero la primera lucha, antes de imaginar posibles métodos de sospecha, es conseguir la aceptación de la existencia de esos límites. Porque el hombre tampoco quiso dejar de estar en el centro de todo, ni con Marx, ni con Nietszche, ni con Freud... ni con Copérnico, ni con Darwin. De hecho aún no ha asimilado casi nada de todo eso y tan sólo lo ha adaptado a sus necesidades. Y repite, y defiende a muerte, esas teorías sin entenderlas. Como critica también el planteamiento de la existencia de los límites porque le hace parecer y sentir, estúpido y débil respectivamente. Cuando sería exactamente al revés. Es el principio de algo mucho más inteligente, sincero psicológicamente y verdadero en la Naturaleza. 

Hablo de empezar a sospechar en qué manera sea la mente del hombre la que ha dado forma a todas la cosas, conceptos, espectros y umbrales; y lo hago parafraseando a Protàgoras, porque todo estaba enunciado ya en los griegos, claro.